¿Menos es Más? (segunda parte)

Menos es más

En el último artículo, Menos es más, les propusimos hacer algunos cambios en su comportamiento y costumbres.

Ahora quisiéramos analizar un poco más detalladamente lo que les recomendamos:

  1. Come menos.
  2. Bebe menos alcohol
  3. Compra menos.
  4. Mira menos televisión.

Esos son las súper fáciles. He aquí las más complejas:

  1. Preocúpate menos, celebra más.
  2. Juzga menos, ama más.
  3. Habla menos, escucha más.
  4. Compárate menos con los demás
  5. Chismea menos
  6. Excúsate menos
  7. Sé menos egoísta
  8. No sostengas una mala actitud
  9. Ten menos pensamientos negativos
  10. Cede menos tu poder
  11. Sé menos perezoso

1. Come menos: te sorprendería saber cuántas calorías extra consumes cada día. La costumbre de comer por ansiedad, para festejar, como premio, hace que nos excedamos sin darnos cuenta, y nos conduce a acumular esos kilos de más tan molestos y a deteriorar nuestra salud con el paso del tiempo. No hagas una dieta radical, sólo come menos, regula, elige. La investigación ha demostrado que es más saludable dejar de comer antes de sentir saciedad. Inténtalo por una semana, te sentirás satisfecho, más liviano y con el correr de los días podrás además perder el exceso de peso. Serás una persona más saludable.

2. Bebe menos alcohol. Sí, yo también aprecio una copa de vino ocasionalmente. Pero beber mucho alcohol provoca más problemas de los que imaginas. Bebe menos alcohol y estarás más despejado para apreciar la vida.

3. Compra menos. No necesitas tantas cosas. Comprar menos será realmente una liberación, en lugar de una limitación. Para que no seas esclavo del mercado y te veas en la necesidad de ganar cada vez más dinero para tener cosas que ni siquiera tienes tiempo de apreciar antes de querer otra. Libérate de comprar por impulso.

4. Mira menos TV. No digo que no mires nada de TV. Mira un poquito menos. Dale a tu mente la chance de consumir otras distracciones mejores, distintas.

5. Preocúpate menos, celebra más No te preocupes por el futuro, o preocúpate pero ten en cuenta que preocuparse es tan efectivo como intentar resolver una ecuación de álgebra masticando chicle. Los problemas reales que se presenten en tu vida son imprevisibles, cosas que nunca imaginaste y que te sorprenderán cualquier día sin importar cuánto te hayas preocupado. En cambio trata de disfrutar y agradecer lo bueno que hay en tu vida, y de buscar ocasiones para celebrar.

6. Juzga menos. Nunca, nunca, tenemos suficiente información para juzgar a alguien por algo que hizo o por cómo lo hizo. La energía, la emotividad , y el tiempo que se necesitan para juzgar podría utilizarse mejor imaginando ese proyecto de ensueño que has dejado de lado, o algo importante que tengas pendiente Deja a los demás con su vida. Juzga menos.

7. Habla menos, escucha más. No estés todo el tiempo dando lecciones, no te creas el saber hecho persona. Escucha, aprende de lo que te cuentan los demás, observa situaciones. Tampoco te llenes de palabras para no pensar. Detente y escucha.

8. Compárate menos con los demás: Compárate menos con los demás. Sólo puedes compararte con tu propia persona en un tiempo pasado. Eso te servirá para entenderte, ver qué has hecho y si realmente has avanzado como querías. El resto de las comparaciones no sirven, quizás hasta te angustien.

9. Chismea menos: El chisme es para mentes pequeñas, es la manera que tiene la gente pobre de carácter de sentirse bien consigo mismo, criticando a otros. Como hábito es poco sano y poco recomendable, no mejora tu vida, te pone en un lugar miserable, debes desterrarlo y ocupar esa energía en destacar lo bueno en los demás, y mejorar tus debilidades.

10. Excúsate menos. Las excusas representan tu miedo ganándole a tu poder de cambio. Las excusas no son tu verdadero yo. Las excusas dicen que no puedes hacer algo o que es demasiado para ti o que ya es demasiado tarde y con esas excusas te bloqueas, no te permites hacer lo que desearías. Debes posponer menos lo importante para ti porque tú puedes, sin excusas.

11. Sé menos egoísta. Hacer cosas por los demás, ayudar, acompañar, escuchar es muy bueno, por diversas razones. No sólo te enaltece sino que te hará sentir más feliz y más vivo. Hacer bien nos hace bien a todos.

12. No sostengas una mala actitud. Las cosas en la vida no salen siempre como te gustaría. Pero es así, para todos, no siempre las situaciones se presentan acorde a las expectativas. Si ante esto reaccionas de manera negativa, y reaccionas “remando contra la corriente”, mucho peor. Lo ideal es aceptar la situación y buscar la mejor actitud a asumir ante las cosas como realmente son. Te desgastas menos y obtienes mejores resultados.

13. Sé menos negativo. Los pensamientos negativos en tu cabeza te están matando. Aprende a identificarlos. El mundo no está en tu contra. No es que tengas mala suerte, no eres desafortunado. Cuando cambies tus pensamientos, podrás comenzar a cambiar tu vida.

14. Cede menos tu poder. Tienes dentro de ti el poder para lograr todo lo que deseas. La mayoría de nosotros vamos por la vida negando la existencia de este poder o concediéndolo por miedo, la vergüenza, o culpa. Trata de no conceder a los demás la posibilidad de decidir y hacer cosas por ti. Cree más en este poder dentro de ti, no lo escondas y aliméntalo para que crezca. Descubrirás una “nueva persona” dentro de ti.

15. Sé menos perezoso No te quedes ahí tirado frente a la tele, a la computadora o la consola de juegos!, sal, encuéntrate con amigos, camina, haz un poco de ejercicio, lee un libro, busca una actividad creativa o realiza tareas en el hogar para mejorarlo. Mucho tiempo dedicado a las actividades pasivas hace mal al ánimo.

Add a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *