4 Razones por las Cuales Estar Cómodo, No es Bueno

ConfortConfort
4 Razones por las Cuales Estar Cómodo, No es Bueno
Todos debiéramos estar cómodos, no creen?
Bueno para la mayoría, la respuesta obvia es sí. Por supuesto, todo el mundo tiene el derecho a una vida cómoda. Sin embargo el confort, va a menudo de la mano con el estancamiento.
Estar cómodo significa que has logrado lo que deseabas y has perdido el interés en alcanzar nuevas metas en tu profesión, tu salud física o mental, tu vida en general.
Si te sientes cómodo y no tienes intenciones de cambiar tu estilo de vida actual, entonces no sigas leyendo; sin embargo, si estás buscando despertar inquietudes, nuevas metas y sueños, te presentamos cuatro razones por las cuales no debes dejar que la comodidad se instale hasta haber logrado todo lo que te has propuesto llevar a cabo.
4. Dejas de esforzarte
Mejorar tu situación, alcanzar ciertas metas te permite ubicarte en una situación cómoda, entonces te instalas en la comodidad y dejas de esforzarte
Puedes sentirte a gusto; acostado en el sofá; hablando con la misma gente; leer los mismos libros, ver los mismos programas; haciendo las mismas cosas todos los días. Esto te impide salir de tu zona de confort y explorar nuevas opciones, nuevas maneras de alcanzar tus metas.
3. Dejas de pensar
Cuando te sientes cómodo, qué es lo que debes pensar? No mucho en realidad. Lo más complejo que tu cerebro va a evaluar es si el sabor de los snacks es tu favorito mientras miras alguna serie de TV.
El pensamiento es la única cosa que realmente nos hace seres especiales. Tenemos la capacidad para resolver problemas, innovar, crear, planificar, entretener, y desarrollar una amplia gama de emociones. Sin embargo, muchas personas tienden a dejar de pensar una vez que llegan a estar cómodas.
Pensar es difícil, ¿por qué pensar cuando se puede tener la estimulación cerebral instantánea en cosas como programas de televisión, Internet, etc? Pero el pensamiento es también la clave para el éxito. Si no puedes pensar con claridad acerca de tus planes futuros, tu estrategia para el éxito o cómo vas a perseguir todas tus metas entonces estás millas detrás de la palabra éxito.
Si tus objetivos no están en tu mente, lo más probable es que no les estés dando la prioridad que requieren.
2. Pierdes motivación
Así que tienes un trabajo, una casa, un coche ,una pareja , tienes comida todos los días , te sientes cómodo . Entonces, ¿cuál es el punto? ¿Por qué perseguir algo ahora que tus necesidades básicas están cubiertas .
Bueno, eso es lo que diferencia al ciudadano medio de la talla de Bill Gates, Isaac Newton, Mick Jagger y cualquier otra persona que siguió esforzándose hasta que su nombre fue conocido en el mundo.
Mantener la motivación es una de las cosas más difíciles, pero también es una de las virtudes que más beneficios trae en el largo plazo . Estar cómodo sólo hace más difícil mantener la pasión y el impulso creador.
Consejos para conseguir y mantener la motivación:
Define claramente tus metas, escríbelas, que sean conocidas por los demás
◾ Rodéate de gente positiva
◾ Intenta algo nuevo todos los días, que haga tu vida interesante
◾ Manténte curioso y de mente abierta acerca de todo
◾ Lee artículos (como éste) o mira videos motivacionales
1. Pierdes de vista tus objetivos
Hay una buena razón para enfocarte en tus objetivos. Tener metas y mantenerlas es, probablemente, la clave del éxito. Puede sonar cliché y quizás lo hayas escuchado muchas veces, eso es porque funciona!
Realmente funciona. No tener metas es como conducir tu coche sin ruta, sin un destino. Puede ser emocionante por un tiempo, pero luego te quedaras sin combustible y atrapado en el medio de la nada.
Pon tus metas por escrito!, insisto porque te permite:
◾ Vas a recordarlo constantemente
◾ No te sentirás tan cómodo si tienes metas que alcanzar todos los días.
◾ Trabajar en tus metas todos los días te mantiene conectado
Conclusión:
Estar cómodo puede ser divertido, pero ese estado está reservado para aquellos que sueñan poco, para aquellos que no tienen objetivos que alcanzar.
Si tienes metas que desea lograr, la última cosa que quieres hacer es acostarte a tomar una siesta.
Tener éxito se supone que es difícil, de lo contrario todos seríamos millonarios.

8 Comments

Add a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *