Tres Recomendaciones para Elevar tu Autoestima!!!

Autoestima
La conexión entre nuestra autoestima y lo que obtenemos de nuestras vidas es muy crucial. Es el fundamento de nuestra confianza y de la forma como nos vinculamos con el mundo exterior.
La autoestima juega un papel importante en nuestros estados de ánimo, creencias y actitudes, y en la calidad de las relaciones que mantenemos en nuestras vidas.
Comprender lo que podemos hacer para superar los síntomas de una autoestima baja es una excelente manera de convertirnos en personas más positivas.
Casi todos nosotros enfrentamos problemas y tristezas cotidianamente. La buena noticia es que con poco esfuerzo o ninguno podemos lograr superarlos.
Aquí te sugerimos algunas medidas prácticas que pueden ayudarte a aumentar tu autoestima y bienestar general.
1. Identifica el Problema
Aunque suene trillado, para sentirte mejor contigo mismo debes llegar a ser mejor persona. En primer lugar debes mirar hacia tu interior. ¿Eres la fuente de tu nivel de autoestima? La respuesta es sí, generalmente es así aunque a veces puede haber una fuente externa (familiar, pareja, etc) que aporta a tu baja autoestima
Ya sea interno o externo, el “por qué”, no es la parte más importante de este paso. Lo importante es saber y aceptar que existe un problema en un área de tu vida y que puede ser mejorado.
Una vez que eres consciente de lo que hay que cambiar entonces puedes crear y adoptar un plan a seguir y actuar en consecuencia. Si identificas que el problema es externo debes enfrentarlo y trabajar para lograr una solución beneficiosa de la manera apropiada.
En este artículo nos ocuparemos de la causa interna más común, lo que nos lleva a nuestro siguiente consejo.
2. Ocúpate de tus Pensamientos
Tus pensamientos constituyen el origen de tus sentimientos y emociones. Además de identificar los problemas que enfrentas cada día, debes identificar tus propios pensamientos acerca de ellos.
La idea es tratar de descubrir cómo te bloqueas e impides desplegar tu potencial. Frases como “Yo no soy lo suficientemente bueno para”, o “Yo nunca voy a ser capaz de … ” son señales claras de baja autoestima .
Empieza por reconocer y tomar conciencia de cómo piensas y hablas de ti mismo. Esto puede ser un poco complicado ya que las formas de pensar suelen estar arraigadas y surgen casi de manera automática. Llevas tanto tiempo pensando de manera limitadora que lo tienes incorporado, forma parte de tu sistema de creencias.
Debes entonces prestar atención a tus pensamientos, ahora debes intentar gestionarlos de otra manera. Un error común es aceptar tus pensamientos negativos, temores y creencias limitantes como la realidad – cuando en realidad la mayoría son sólo falsas percepciones.
3. Desafíate a ti mismo
Con respecto a los pensamientos, piensa en desafiarte a ti mismo cuando fijas tus metas o intentas algo nuevo.
Debes practicar el arte de hacer frente a los miedos, dudas y pensamientos limitantes. Cuando haces esto con vigor y perseverancia, comienzas a dar forma a los nuevos hábitos que fomentan pensamientos positivos y percepciones lógicas.
“No puedo, pronto se convierte en ” Actualmente estoy intentando “, y hay una enorme diferencia entre los dos modos de pensar.
Recuerda que es perfectamente aceptable tener experiencias malas o negativas. Son inevitables y una parte de la vida. Pero al cuestionar reiteradamente tu punto de vista, lograrás evitar que esa mala experiencia te gane y quede grabada, debes lograr superarla y avanzar más allá de la adversidad de manera más eficiente.
Cuando logres desafiarte y veas los resultados, tus logros te darán seguridad y generarás un círculo virtuoso que alimentará tu autoestima, tendrás una vida más positiva y rica.
Ahora te pregunto a ti, ¿crees que tu autoestima está afectando tus relaciones, tu trabajo, tu negocio, tus planes en general?…,puedes compartirlo en la sección comentarios para un intercambio interesante!

6 Comments

Add a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *