5 Maneras de Mejorar tu Vida a través de la Espiritualidad

Espiritualidad
Si creciste en el seno de una familia muy religiosa quizás huyas espantado de todo lo que te refiera a la religión. Quizás también huyas de la espiritualidad como si hubieras visto un fantasma porque la asocias con prácticas esotéricas extrañas. Probablemente tampoco te atraigan la meditación, y no estés planeando retirarte al Himalaya e ingresar a un monasterio. Pero debieras reconsiderar estas ideas.
¿Por qué volverte espiritual?
Si no te convencieron ni el Dalai Lama, ni el Papa, ni el pastor o el rabino de tu pueblo de tomar el camino de la espiritualidad, te has perdido los beneficios que la espiritualidad puede aportar.
La espiritualidad tiende a asociarse con personajes bizarros, prácticas abra-cadabra y creencias extrañas. Las personas espirituales que conoces, quizás tampoco representen un buen ejemplo para ti. Un tío hippie, una amiga que consulta mentalistas, un conocido que ayuna y se “alimenta” de prana, logran que no te atraiga la perspectiva espiritual.
Una práctica espiritual buena es aquella a partir de la que puedes descubrir tu verdadera naturaleza, tu verdadera individualidad. Es el proceso de entenderte física y emocionalmente sin máscaras. De entenderte como persona en un sentido profundo.
Aunque quizás estés más interesado en descubrir los secretos de tu actor favorito que en conocerte, la conexión con tu verdadera naturaleza puede ayudarte a encontrar satisfacción y sentido en tu vida. Y también puede cambiar tu vida de forma determinante en cinco aspectos:
1.Concentración: Una práctica espiritual te ayudará a enfocarte en entender tu esencia. Esto implica una práctica introspectiva a partir de la concentración y observación de forma muy intensa sobre tus emociones. Mientras realizas este aprendizaje desarrollarás la concentración y la observación como nuevas habilidades que te ayudaran a ser más eficiente y productivo.
2.Conocimiento y Percepción: Como la espiritualidad te impulsa a analizar y estudiar tu interior, incorporarás el hábito de estudiar y analizar a las personas y escenarios. Te harás más observador de la gente que te rodea y tendrás una mayor percepción de las situaciones que se generan con ellas. Entonces, cuando analices un problema como analizaste tu mente podrás ver este problema desde muchas perspectivas distintas y encontrar distintas soluciones. Desarrollarás una comprensión mayor de las personas, sus circunstancias y esto te permitirá un entendimiento agudo y preciso que te servirá para resolver tus problemas de la mejor manera.
3. Mayor creatividad y generación de ideas: Uno de los artistas más exitosos y creativos del mundo, Vincent Van Gogh estuvo fuertemente influenciado por su espiritualidad y esto lo volcó en su arte. A la vez que te enfocas en tu alma y tu mente para alcanzar entendimiento de tu propia esencia, te invadirán nuevas ideas y se desplegará tu creatividad. Los artistas crearán grandes obras de arte, los hombres de negocios inventarán nuevos productos, y el resto de nosotros encontraremos inspiración para resolver viejos problemas, mejorar nuestro entorno y nuestros vínculos.
4. Sincronicidad. Quizás esta idea te suene algo extraña, pero debes experimentarlo por tú mismo. Notarás que cuando estés en una sintonía más espiritual, conectado con tu entorno, las circunstancias, problemas y situaciones en tu vida se comportan en sincronía. Verás coincidencias y eventos más favorables a tu vida. En lugar sentir que remas contra la corriente, sentirás que tienes viento a favor. Estar espiritualmente centrado te hará sentir de repente que el mundo que te rodea se organiza y trabaja en tu favor.
5.Armonía ¿Te gustaría sentirte equilibrado y en paz? ¿No es esa la razón por la que tanta gente se acerca a la práctica espiritual o religiosa? La espiritualidad te ayuda a darte cuenta de que la verdadera paz mental está dentro tuyo. En lugar de encontrar la felicidad en objetivos profesionales u objetos materiales verás que la armonía, y la paz son un viaje hacia interior y no se encuentran en lo exterior. ¿Te imaginas menos preocupado, más en sintonía con tu naturaleza y más calmo?. Experimentar la espiritualidad te ayudará a descubrir que los problemas y desafíos no tienen por qué poner tu vida patas para arriba. Tendrás la fuerza emocional y mental para enfrentar dificultades y problemas.
Por eso, no te bases en prejuicios, la espiritualidad te pueda ayudar a tener una vida más equilibrada y armoniosa.

4 Comments

Add a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *